La casa Malaparte

La casa Malaparte (1938-1942) en la isla italiana de Capri, es un ejemplo paradigmático de lo difíciles que pueden ser las relaciones entre un cliente y arquitecto, cuando éste último no comprende del todo las necesidades del primero y prioriza su adhesión a cierta corriente arquitectónica. En éste caso el cliente era el escritor italiano Cuzio Malaparte, que contrató al arquitecto también italiano Adalberto Libera, uno de las principales figuras de la Arquitectura Moderna en su país. La cuestión es que al escritor no le convenció el proyecto que le entregó Libera y discusión mediante, modificó el proyecto e incluso dirigió la obra.

Las críticas de Malaparte, en cierto modo anteceden lo que serían las críticas al Movimiento Moderno, tanto desde adentro de si mismo (con el Brutalismo a la cabeza), como desde la Arquitectura Posmoderna. Es que el escritor estaba profundamente interesado, en integrar el edificio a su magnífico entorno, tomando como referencia la grandilocuencia de las villas romanas de la isla. Esta sensibilidad hacia el entorno y al pasado, no son contempladas del todo por el edificio propuesto por Libera, que consiste en un prisma de base rectangular, que se incrusta en la roca. Es Libera reconoce en su proyecto, la singularidad del predio y su entorno, pero desde la Arquitectura y no comprende los significados que le asigna su cliente.

Tampoco Malaparte cambia radicalmente el proyecto original, sino que principalmente incorpora una escalinata monumental, que permite subir a la terraza solarium. Pero ésta modificación cambia todo el sentido del edifico y su relación con el entorno, logrando esa sensibilidad que buscaba el dueño de casa. La visión de Malaparte también se hace patente en un interior espartano, en el que el protagonismo se lo llevan las ventanas, a las que el escritor concibe como lienzos. Incluso llega al colmo de la literalidad, trabajando los marcos de las ventas como si lo fueran de un cuadro.

Como dato interesante, el directo de cine Jean Luc Godard la eligió como locación para su película “El desprecio” de 1963.

Fuentes:

http://gmasaarquitectura.wordpress.com/2013/01/03/una-casa-como-yo-casa-malaparte/

http://hasxx.blogspot.com/2012/08/casa-malaparte-1938-1942-curzio.html

Imagen

Fuente

Imagen

Fuente

Imagen

Fuente

Y par de imágenes tomadas de la película de Godard, que comprendió el edificio de una forma que le hubiera gustado a Malaparte:

Imagen

Fuente

Imagen

Fuente

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s